¿Alguna duda? llámanos al 965 65 82 49

Mándanos un mail a info@quondos.com

Pregúntanos en el chat

5 seguros que todo autónomo debe contratar (si es que puede permitírselo, claro)

  • 0
  • 4 diciembre, 2018

El estilo de vida de las personas actualmente es cada vez más complejo. Un ejemplo son las finanzas personales.

Ahora no sólo basta con tener un trabajo estable con un buen sueldo, como ocurría hace 50 años.

En esta época hay que saber administrar el dinero y ahorrar para el futuro y poder tener un retiro tranquilo.

Los seguros son una herramienta subestimada en todo el mundo para proteger tus finanzas personales  de una manera eficiente.

Esto se debe a que amparan daños a diferentes aspectos de tu vida económica ante diferentes eventualidades.

Analicemos cuáles son los cinco seguros que, combinados, cuidan los aspectos más sensibles de tus finanzas.

1.       Seguro de vida

Normalmente nos resistimos a comprar un seguro de vida porque utilizarlo implica que reconocemos nuestra propia mortalidad. Por ello, lo rechazamos y termina por concebirse como un gasto innecesario. Sin embargo, es todo lo contrario. Es un producto financiero que beneficia a los seres queridos del contratante.

Su objetivo es sustituir tu aportación a la economía familiar en caso de que mueras, pero también aplica para una incapacidad permanente. Muchas personas también utilizan el seguro de vida para crear una herencia y a partir de ahí comienzan a proteger otros bienes igualmente valiosos para la familia.

Por ejemplo, una herencia paga impuestos al gobierno, mientras que un seguro no. Esta es una ventaja para la familia. También te ayuda a obtener recursos para tus gastos funerarios.

Finalmente, existen seguros que además de indemnizarte en caso de muerte, toman tu pago para generar un ahorro. Con esto, indemnizan a tus familiares en caso de muerte, incapacidad o te entregan tu ahorro al cumplir el periodo.

1.1. Modalidades

El Seguro de Vida tiene tres modalidades:

  • Vida riesgo. Cubre únicamente muerte o incapacidad y se paga con el deceso del asegurado.
  • Ahorro. Se destina a ahorrar una suma durante un periodo específico. Se paga al vencimiento del periodo contratado.
  • Mixto. Cumple con las dos funciones anteriores.

2.    Gastos médicos

Este seguro puede considerarse de “vida o muerte”, pues sirve y atiende emergencias médicas que provocarían un golpe importante a tu bolsillo. Cubre los gastos que generen un accidente o enfermedad, además tiene otras coberturas que ayudan a resguardar tu salud.

El seguro de gastos médicos ha cobrado importancia debido a que con la Reforma Laboral muchos trabajadores quedaron sin servicios de salud. Otro punto importante es que al recurrir a servicios de salud en hospitales privados, éstos son cada vez más costosos.  

2.1. Salud y economía

El seguro de gastos médicos tiene doble importancia: garantiza que puedas recibir atención médica adecuada en caso de una emergencia o un tratamiento prolongado, pero también protegen tu economía ante el gasto que esto pudiera representar.

Esto es importante en una cultura como la mexicana donde los temas de prevención y ahorro son poco atendidos.

2.2. Tipos de seguros de gastos médicos

Por su cobertura y costo, el seguro de gastos médicos se divide en dos:

  • Seguro de salud, conocido como gastos médicos menores  
  • Gastos médicos mayores

El primero atiende consultas médicas de primer nivel de contacto y otros procedimientos preventivos como vacunas.

El segundo es para atención hospitalaria y tratamientos para padecimientos más complejos que requieren de cirugías o atención más especializada.

Hay aseguradoras que ofrecen el seguro de gastos médicos mayores como un paquete completo, que también incluye medicina preventiva. También existen seguros que cubren tratamientos especializados como: diabetes, cáncer, maternidad, sida, atención psicológica o servicios dentales.

3.    Seguro de auto

De acuerdo a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), menos del 30% de los conductores en México cuentan con un seguro de auto.

Sin embargo, mucha gente no se ha percatado del gasto que implicaría perderlo en caso de un robo o un choque. Tampoco considera los problemas financieros y legales por lesionar o matar a alguien en un accidente o reparar los daños.

De acuerdo a la Condusef, un accidente automovilístico cuesta en promedio $35 mil pesos, por lo que una póliza de auto te protege de un importante problema financiero. Por esto, es importante que contrates un seguro para tu auto. Actualmente existen comparadores de seguros que te facilitan esta tarea, para encontrar el mejor seguro para auto y al mejor precio, como ARCA.

 

3.1. Tipos de seguro de auto

Existen tres coberturas básicas de seguro de auto de las cuales se desprende un universo interesante de productos:

  • Amplia. Cubre daños materiales a tu auto, robo de la unidad, gastos médicos de los ocupantes y daños a terceros.
  • Limitada. Esta póliza tiene las mismas coberturas que el paquete amplio, excepto daños materiales.
  • Responsabilidad Civil. Esta póliza exclusivamente protege daños a terceros.

Todos estos productos incluyen además coberturas adicionales sin costo como son la asistencia vial y legal.

La primera incluye: grúa, paso de corriente, cerrajero y cambio de llantas, la segunda es un servicio de defensa jurídica.

3.2. Variedad de coberturas

Además existen otras coberturas adicionales que enriquecen la póliza y van desde: auto sustituto, robo de autopartes, remolque o equipo especial.

Pero también hay aseguradoras que han diversificado su oferta con coberturas mucho más especializadas como pueden ser:

  • Desbielamiento por ingreso de agua al motor
  • Pérdida total de llantas o rines por caída en baches
  • Chofer que maneje el auto sustituto
  • Reposición de boletos de estacionamiento extraviados
  • Incluso un seguro en caso que un tercero dañe tu auto y no tenga una póliza para pagarte

4.    Seguro para el hogar

Otro bien que debe estar protegido y pocas veces ocurre es tu hogar, el bastión de tu patrimonio familiar.

El pasado 2017 vivimos dos catastróficos terremotos en México y pudimos percatarnos de lo vulnerable que es nuestro patrimonio.

Miles de personas perdieron todo y dependieron de la beneficencia y del gobierno para recuperar una parte de lo perdido.

Sin embargo, pasaron varios meses en viviendo en la calle y sólo salvaron una parte de lo perdido.

México es particularmente vulnerable a eventos naturales de alta peligrosidad: huracanes, inundaciones, sismos, erupciones volcánicas, entre otros.

4.1.    ¿Qué cubre el seguro de hogar?

El seguro de hogar cubre todos aquellos bienes que estén al interior del inmueble y, en caso que seas propietario, la construcción.

Sus coberturas principales son:

  • Incendio, rotura de cristales, caída de rayo, daños por humo, tanto para el edificio como sus contenidos
  • Daños por sismo y erupción volcánica, así como por lluvias e inundaciones
  • Robo de contenidos (ropa, muebles, joyas, obras de arte, eletrodomésticos, etc.)
  • Equipo electrónico: daños por incendio, caída de objetos, daños por picos de corriente eléctrica
  • Daños a terceros derivados de las actividades realizadas en casa, por ejemplo: la mordedura de tu perro a un vecino

El seguro de hogar también se utiliza cuando contratas un crédito hipotecario y sirve para proteger el inmueble mientras lo pagas, para que en caso de que se pierda por alguno de los riesgos arriba mencionados, puedas cubrir la deuda.

4.2.    Importancia

De acuerdo a la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), sólo el 25% de los hogares está asegurado. De ellos, el 20% es por una hipoteca.

Sin embargo, es un seguro accesible que protege tu hogar de los riesgos arriba señalados y es fácil de contratar.

5.    Seguro para tu actividad productiva

Si eres empresario, cuentas con tu propio negocio, o trabajas por tu cuenta, también puedes proteger tu actividad.

En México, el patrimonio de los empresarios es particularmente vulnerable ante algunos de los riesgos que hemos mencionado antes como: incendios, catástrofes naturales, explosiones, robo, daños por la corriente eléctrica, daños a terceros, entre otros.

Para ello, existen los llamados seguros empresariales, que protegen tu negocio, ya sea oficina, fábrica, bodega o mercancías. También hay pólizas que protegen el transporte de mercancías y los daños que pueda sufrir un equipo costoso y especializado.

Finalmente, existen pólizas que te protegen de los daños que puedas causar a un tercero con motivo de tu actividad, por ejemplo, si eres médico, abogado, ingeniero o funcionario público.

El objetivo de todas estas pólizas es proteger a tu patrimonio ante una pérdida que sea imprevisible y costosa.

En general es preocupante la falta de planeación financiera que tienen las familias y muchas veces enfrentan situaciones graves por falta de previsión.

¡Piénsalo y contrata los seguros correspondientes!

 

Share This