Qué es el dropshipping y 10 consejos para afrontarlo

  • 15
  • 23 junio, 2015

El dropshipping es una variante de comercio electrónico en la que la logística tradicional se ha transformado: la tienda online se encarga de gestionar la atención al cliente, la facturación, y la generación de bases de datos, mientras que la empresa mayorista almacena, empaqueta y envía los artículos a nombre del comercio online.

Dropshipping - que es y como funciona esta venta onlineDerechos de foto de Fotolia

La inversión inicial para montar un negocio de dropshipping son mínimos pero existen riesgos

Esto supone que el desembolso inicial para crear una tienda es mínimo, al no precisar inversión en todo lo que rodea al stock. Si a ello sumamos la existencia de plataformas que se encargan de diseñar la tienda y ponerla en funcionamiento por escaso dinero, prometiendo grandes y rápidos beneficios, ya tenemos quién ofrece los duros a cuatro pesetas.

También existen riesgos importantes en el dropshipping. Algo que a simple vista parece tan sencillo, hay que afrontarlo con precaución para evitar dedicar un esfuerzo importante a un negocio que si no lo emprendes con garantías, te puede dar un beneficio insignificante y algunos disgustos.

10 consejos a tener en cuenta antes de crear un negocio de dropshipping

No es mala la estrategia de dropshipping, sino la de quien promete resultados sin esfuerzo y no actúa con la debida transparencia.

Vamos con algunas cuestiones a tener en cuenta antes de montar un negocio online a partir del dropshipping.

  1. Estudia la rentabilidad del producto que quieres vender, la demanda y la saturación del mercado, como se hace (o se debería hacer) con cualquier tipo de negocio.
  2. Si escoges la plataforma online de un proveedor, investiga no solo los márgenes de beneficio finales que puedes obtener por venta, sino cómo trabaja el SEO (o si te deja gestionarlo a ti), cómo es su diseño, etc.
  3. Preferiblemente, negocia directamente con fabricantes o distribuidores oficiales, y así podrás acordar el porcentaje de beneficio que llevarás en cada artículo.
  4. Para la arquitectura de la tienda estudia cuál es la plataforma que más se adecue a tus necesidades, en función de la cantidad de artículos, imágenes y textos descriptivos que precise, que permita hacer versiones móviles, etc. Magento y Prestashop son de las más populares.  Shopify es otra muy recomendable.
  5. De tu relación con los mayoristas y proveedores de dropshipping depende el éxito de tu empresa. Ellos se encargan del envío de los productos, pero también de las devoluciones. Intenta trabajar con varios proveedores.
  6. A la hora de aplicar tu margen de beneficios, ten en cuenta dónde se ubica el proveedor: habrá gastos de envío y aduaneros si este reside en el extranjero. No todo lo que viene de China acaba siendo barato.
  7. Crea una comunidad alrededor de tu tienda. Invierte en estrategias de SEO y de Redes Sociales, y crea un blog (o varios) con contenidos de calidad relacionados con el nicho de la tienda.
  8. Si estás empezando, recurre a Google Shopping para comenzar a vender, mientras la tienda va mejorando en posicionamiento.
  9. Dependiendo del tipo de producto, prueba a vender también a través de eBay, pues te ayudará a posicionar la tienda.
  10. Vende productos que te interesen también a ti, evita meterte en asuntos que desconozcas. De esta forma transmitirás a la tienda tu personalidad para diferenciarla de la competencia.

¿Te has lanzado ya a la aventura del dropshipping? ¿A quién lo recomiendas?

75 Comentarios

Deja un comentario

Share This